Los libros (hijos del silencio).

"Los libros son obra de la soledad e hijos del silencio. Los hijos del silencio no deben tener nada en común con los hijos de la palabra, las ideas nacidas del deseo de decir algo, de una culpa, de una opinión, de una idea oscura." Wystain Hugh Auden

James Joyce llamó al descubrimiento de una historia una epifanía, una revelación es algo que, de una u otra manera, han sentido los escritores en algún momento y constituye precisamente la tesis de la musa.

Largas horas de soledad en la lectura y la escritura son el pago del escritor a la vida, sin la concentración en el tema es difícil, la creatividad, científica y artística. Al asumir la escritura se asume una forma de vida; tal vez ni mejor ni peor que otras. El escritor acepta la escritura como una forma de estar en el mundo, como diría Heiddeger.

Un libro es una esencia andante, una esencia de experiencia caminante de la vida del pasado, del presente y del futuro, un libro es una sustancia cargado de energía, lleno de independencia, lleno de soledad, un libro no tiene sexo, pero si puede hacer que lo imagines, un libro es materia y la materia no se destruye se transforma, de cierta manera te transforma.

Decía Hemingway que para ser escritor se necesita toda una vida y toda una vida para aprender el oficio.
 



Comentarios

Entradas populares