La mujer lectora...(Parvenus: mujeres de condición acomodada).

Las Parvenus en la época imperial marca un importante ingreso de las mujeres en el mundo de la palabra escrita. Habían sido, claro está, durante Roma republicana matronae y puellae doctae, capaces de leer perfectamente (es el caso de cornelia, madre de los graco, o de Sempronia, especialista en griego y latín) pero fueron casos excepcionales.

La mujer lectora no es anterior a la época augusta y es aproximadamente a partir de esta época cuando aparecen, en la pintura pompeyana en los sarcófagos, mujeres leyendo junto a otras imágenes de lectores. Pero esta incorporación de la mujer a la cultura escrita no fue pacífica.

Desde cierto punto de vista de sociedad romana y de los autores de aquel tiempo era mejor que una mujer <<no entienda todo lo que lee en los libros>>, ya que una mujer instruida es insoportable. Sin embargo, es Ovidio, autor muy sensible a las numerosas demandas de lectura de época, quien incluye a la mujer en la media plebs de sus lectores.

Ovidio representa, una figura clave en la aceptación del nuevo vínculo que empieza a crearse entre la mujer y la cultura escrita. Biblide, desasosegada por el amor incestuoso hacia su hermano, intenta expresar con palabras grabadas en una tablilla, [...] sus sentimientos insanos y tempestuosos.

Ovidio dedica a las mujeres su tercer libro del Ars Amandi, son las mujeres necesariamente las lectoras de su tratado de cosmética, los medicamina faciei, sobre los preparados y las artes de maquillaje femenino y los iuvenes que estaban dirigidos para los remedia amoris. Incorporadas al mundo de la palabra escrita, a las mujeres se les representa mientras escriben y leen.


Comentarios

Entradas populares