¿Cómo leer?...

"Uno lee y se va contagiando de la lengua, y la lengua tiene su misterio, recuerdo que Juan Rulfo nos decía: "una novela se debe leer en una noche o en dos", pero sí uno está leyendo un novela muy larga ¿cómo? " sí, en una noche, la noche es larguísima".
Salvador Elizondo.
 
Haciendo el vínculo con lo que escribí sobre la adicción en devorar un libro en una noche, cuando leí la anécdota de Salvador Elizondo, me sentí muy tranquilo, porque efectivamente hay personas que son completamente nocturnas, piensan y hacen mejor las cosas de noche, no soy así, solo ocupo las noches larguísimas cuando me adentro en la lectura profundamente.
 
El mismo Salvador Elizondo mencionaba que es el lector quien completa la historia y quien, finalmente, hace el libro, otra de sus anécdotas curiosas "Jorge Ibargüengoitia, cuando escribió las muertas. Me envío la novela y esa misma noche la leí, al día siguiente lo llame por teléfono y se quedo sorprendido de que ya la hubiese leído, ¡qué barbaridad! yo me pase un año escribiéndola y tú la leíste de una sentada, así pues siento que un libro no leído no es un libro completo.
 
No se debe leer por obligación ni por devoción. La devoción se vuelve una obligación y nadie te obliga a leer, [...] es mejor si sientes, que se te antoja la posibilidad de leer y entonces preguntas ¿ y este libro? pásamelo, o préstamelo, o regálamelo o cómpralo.
 
Por el placer de leer y escribir.

 

Comentarios

Entradas populares